La próstata es una glándula en forma de nuez, que se encuentra debajo de la vejiga, forma parte de las glándulas sexuales del sistema reproductor masculino. Junto con los testículos, escroto y pene se encargan de nutrir, alimentar y transportar el esperma.

Después de los 40 años es importante que  todos los hombres se realicen diversos estudios para evitar el riesgo de padecer cáncer u otras enfermedades.

¿Cómo debo cuidar mi próstata?

Consumo de agua

Debes consumir entre un litro y medio a dos de agua al día para mejorar los hábitos miccionales y el entrenamiento vesical.


Aléjate de las grasas saturadas y azúcar

Lo ideal es que tu dieta sea balanceada, evita el consumo en exceso de grasas saturadas de origen animal como carnes rojas y alimentos con demasiada azúcar.


No consumir alcohol ni tabaco

Estos dos productos irritarán tu próstata, por lo que pueden causar molestias en esta glándula. Además, incrementan el riesgo de problemas urinarios y de próstata.


Controla tu peso

La obesidad es una enfermedad que causa muchos problemas. Al aumentar las dimensiones de tu cintura, incrementa el riesgo del agrandamiento de la próstata.


Haz ejercicio físico

Hacer ejercicio te ayudará a controlar tu peso y sentirte bien, lo cual se traduce en buena salud y calidad de vida.


Actividad sexual adecuada

Llevar una vida sexual sana y satisfactoria favorecerá una buena salud en tus genitales y próstata.